Hace unos años, el método Pilates era visto como una práctica exclusiva de mujeres; sin embargo, cada vez más gente se está uniendo a esta técnica y no es para menos, ya que los resultados hablan por sí solos. La magia de Pilates es que los músculos empiezan a fortalecerse desde adentro, por lo que los cambios son muy rápidos. Además, debido a la técnica, en la que se combinan respiración, buena postura y movimientos lentos, las lesiones son muy poco frecuentes.

De hecho, junto con el yoga, hacer Pilates puede funcionar como una técnica de recuperación después de sufrir algún daño muscular pues, además de fuerza, se trabaja la flexibilidad.

Los estiramientos y las elongaciones de Pilates ayudan a ampliar el rango de movimiento cuando se practica otro tipo de ejercicio. De hecho, las pesas u otros entrenamientos tienden a ‘acortar’ los músculos, por lo que es recomendable para atletas de todo tipo.

Prueba hacer Pilates tres veces por semana y nota cómo este método moldea, tonifica y cambia tu cuerpo.

Aquí la lista de siete beneficios puntuales que son un claro indicador de por qué tienes que empezar a hacer Pilates ¡ya!

  • Pérdida de grasa.
  • Aumento de músculo (mayor resistencia muscular).
  • Mejora la flexibilidad y coordinación; los estiramientos son muy importantes para lubricar las articulaciones y evitar su desgaste.
  • Fortalece el abdomen.
  • Alarga los músculos y estiliza la figura (tanto en hombres como en mujeres).
  • Rehabilita lesiones; de hecho, está recomendado para personas con dolor de espalda, mujeres embarazadas y de la tercera edad para fortalecer los músculos.
  • Corrige la postura.

¿Has sufrido algún dolor después de entrenar? ¡Que no te detenga!

Checa esto:

¡Que el dolor no te frene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *