¡Dile adiós a los calambres!

Los calambres nos pueden dar por diferentes razones, desde falta de ciertas sustancias en nuestro organismo como el potasio, calcio o magnesio hasta deshidratación o por exceso de ejercicio.

 

 

Estas contracciones involuntarias del músculo pueden reducirse si agregas a tu dieta los siguientes elementos:

Agua con Sales minerales: Al sudar no sólo perdemos agua sino también minerales como el sodio y potasio, hidrátate con bebidas isotónicas que aporten electrolitos.

Pescados y Mariscos :  Estos alimentos brindan una gran cantidad de proteínas y nutrientes como el magnesio y el calcio que pueden ayudar a prevenir los calambres musculares, puedes probar con atún y salmón que contienen estos nutrientes en pequeñas cantidades.

Plátano: Probablemente el alimento más famoso para los calambres. Está fruta es rica en potasio, magnesio y hierro, los cuales son esenciales para la síntesis de los músculos.

Semillas y Granos: Estos alimentos contienen magnesio. Si sufres muy seguido de calambres e incorporas a tu dieta de 300 a 400 gramos diarios de semillas y granos enteros, definitivamente notarás un cambio

Aguacate: Además de ser delicioso y estar de moda, el aguacate es rico en magnesio. Incorpóralo a tu dieta ya que también aporta grasas buenas y en pequeñas cantidades también aporta manganeso, cobre, hierro, zinc, fósforo y múltiples vitaminas A, B1, B2 y B3.

Brócoli: Por su riqueza en minerales está verdura contribuye a la prevención de calambres, además de que es fuente de fibra, el brócoli es rico en potasio y en menores cantidades de calcio, sodio y magnesio.

Nueces: Las nueces aportan magnesio, son ricos en ácidos grasos esenciales, tienen gran cantidad de proteínas, fibra, vitaminas y minerales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *